ALIMENTOS FUNCIONALES QUE APORTAN BENEFICIOS A TU SALUD

Fernanda Vargas | Lic. en Nutrición & Health Coach


¿Has escuchado hablar de los superfoods? En términos coloquiales y la manera correcta de referirnos a ellos es alimentos funcionales, ya que el término superfood fue creado con fines meramente marketeros para influenciar tendencias en alimentos y vender productos muchas veces poco accesibles.


Se les conoce como alimentos funcionales a aquellos alimentos que además de su valor nutritivo, contienen cantidades abundantes de algún nutrimento y/o ciertos compuestos bioactivos1 que aportan algún efecto añadido y potencialmente positivo para la salud disminuyendo así el riesgo de contraer enfermedades específicamente de tipo crónico degenerativas.


A pesar de que muchos alimentos pueden ser considerados o entrar a la categoría de súper alimentos, es importante entender y saber que no existe un solo alimento que contenga la clave para tener una buena salud o prevenir enfermedades. Sin embargo, ya que el furor de los superfoods o alimentos funcionales esta lejos de desaparecer, vale la pena explorar de cerca algunas opciones.


Aqui menciono 5 ejemplos de alimentos llenos de nutrientes y sencillos de implementar en el día a día:


1 - Vegetales de hoja verde

Los vegetales de hoja verde, específicamente los más obscuros (ej. versa, espinacas, acelgas, berros, etc.) son una excelente fuente de nutrientes incluyendo folatos, zinc, calcio, hierro, magnesio, vitamina C y fibra. También contienen niveles elevados de compuestos anti inflamatorios conocidos como carotenoides, los cuales pueden ayudar a proteger contra ciertos tipos de cáncer.


2 - Berries

Las berries son una excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra, sin embargo, su principal característica es que son una bomba de antioxidantes. Estos se asocian a la reducción en el riesgo de presentar enfermedades del corazón, cáncer y otras condiciones inflamatorias.


3 - Legumbres

Los frijoles, lentejas y guisantes son los tipos de legumbres más conocidos y consumidos. Es cierto que son alimentos hipercalóricos, pero a su favor, aportan una gran cantidad de fibra y de proteína vegetal que al mezclar con granos y cereales forman una proteína completa. Otros de sus beneficios incluyen la disminución de niveles de colesterol, ayudan a mejorar los niveles de glucosa en sangre y a reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer.


4 - Nueces y semillas

Dentro de este grupo encontramos las almendras, nueces, cacahuates, semillas de girasol, semillas de calabaza y chía. También son conocidas como oleaginosas y son ricas en fibra, proteína vegetal y grasas saludables. Además, contienen diferentes compuestos con propiedades anti inflamatorias y antioxidantes que ayudan a proteger contra el estrés oxidativo2.


5 - Algas

Este término engloba ciertos “vegetales marinos” ricos en nutrientes como vitamina K, yodo, calcio, fibra, magnesio y ácido fólico. Además de ser famosos en alimentos como el sushi, debido a la cantidad de yodo que aportan se les conoce por el importante papel que juegan para el buen funcionamiento y salud de la tiroides.


Los alimentos funcionales no son una cápsula ni ninguna otra forma de suplemento alimenticio, para lograr una salud óptima a través de la alimentación y nutrición es más que centrarse en pastillas, suplementos o tendencias alimentarias. Por e


l contrario, una buena salud se consigue al consumir una variedad de alimentos nutritivos todos los días incluyendo algunos o todos los alimentos mencionados anteriormente como parte de una alimentación balanceada que puede beneficiar la salud en general y ayudar a prevenir ciertas enfermedades crónicas.

____________________________________________________________


1. Compuestos bioactivos: también conocidos como fitoquímicos, son compuestos presentes en los alimentos de origen vegetal que contribuyen a su color, sabor y olor. A pesar de que no tienen una función nutricional clásicamente definida,


pueden tener un impacto significativo en el curso de alguna enfermedad.


2. Estrés oxidativo: este ocurre cuando hay un desequilibrio en nuestr


as células debido a un aumento en la producción de radicales libres y/o una disminución en los antioxidantes. Con el tiempo esto va dañando nuestras células aumentando procesos inflamatorios dañinos para nuestro cuerpo.


14 visualizaciones0 comentarios